Proyecto Educativo

En la actualidad, los ruidos y las prisas se han adueñado de nuestros ritmos de vida, y con ello, la vida familiar y laboral está en continuo debate, una sociedad en la que no existe una verdadera conciliación, o en la que conciliar es como hacer malabares. “No existe tiempo para ser padres y madres”, no existe tiempo con políticas sociales en las que por ejemplo el periodo de maternidad (cuatro meses) está reñido con el de lactancia (mínimo seis meses). Paralelamente, psicólogos, pedagogos y múltiples profesionales de la educación sacan a la luz estudios que demuestran que la edad más importante para el cerebro de un niño/a es el periodo de 0-6 años. Pero las escuela Infantiles tienen que luchar por sobrevivir, por ser una etapa poco valorada. Ante este panorama surgen nuevas perspectivas, proyectos que nos hacen tomar aire y respirar profundo, proyectos que se adaptan a este ritmo, pero desde el respeto a las necesidades de los niños y niñas y también a las necesidades de las familias, proyectos que propicien un ambiente sereno, en el que alejarnos de la prisa y observar la grandeza de los más pequeños, “LOS LAZARILLOS” de nuestra sociedad futura.


¿Cómo empezó todo?

Este proyecto nace en el corazón de dos maestras de educación infantil con inquietudes y vocación hacia su trabajo. Pero también es fruto de las necesidades que afloran cuando ambas son madres y pueden ver la infancia desde otro prisma, y surgen nuevas necesidades, nuevas expectativas, y nuevos rumbos. Chelo e Isabel, eran compañeras y educadoras en una escuela  de la ciudad de Sevilla en el año 2000. En dicha escuela se ponía en práctica una metodología tradicional basada principalmente en un trabajo diario de fichas, con rutinas poco flexibles, y con una ratio de niños y niñas casi inabarcable. Este sistema provocaba una sensación en ellas de cansancio y frustración, en sus propias palabras “notamos que el trabajo no daba frutos, hacíamos mucho esfuerzo pero sentíamos que los niños y niñas no aprendían y eso producía frustración, cansancio en los niños y en nosotras”. fue de esta forma como empiezan entre recreo y recreo a replantearse la metodología establecida y a intercambiar sus sensaciones con otras educadoras y otros profesionales de la educación de su entorno más cercano.


Ideario de Los Lazarillos

En esta escuela trabajamos en sintonía con un modelo de escuela libre, neorural, y activa, integradora, abierta, laica, creativa y son estos valores los que guían nuestros estatutos como sociedad, forman la base de nuestro proyecto de centro, y motivan nuestra formación continua, es la filosofía que intentamos hacer extensible a todo la comunidad educativa que nos rodea. Definiremos a continuación dichos valores de manera más concreta:

  • Escuela en la naturaleza: Escuela Neorural: Apostamos por una educación al aire libre. La propia naturaleza es el aula, en la que correr, trepar, inventar, descubrir cuevas y observar insectos. Y por ello, con la expresión Neorural hacemos hincapié en la importancia de lo rural, del campo, del pueblo, en lo artesano, y en manipular materiales nobles que la naturaleza nos da, en sembrar nuestros propios alimentos para conocer su origen y de esta forma trabajar la alimentación sana. Todo ello nos permite salirnos del ruido y la prisa de la gran ciudad y encontrar nuestro propio rincón en el que prevalece la calma y el silencio, que nos permitirá escuchar nuestro propio ritmo.
  • Escuela Libre: No nos ceñimos a ninguna metodología concreta. Pero bebemos de diferentes fuentes metodológicas y por ello, hemos recibido formación específica de Metodología Montessori, Método Waldorf, Pedagogía Neurosensopsicomotora, Reflejos primitivos, Brain Gym, Canalización de Energía, Lectoescritura con Tamara Chuvarosvky. Es esta andadura formativa la que nos está permitiendo formar las bases de nuestras propias formas de trabajo, adaptándonos siempre al niño o niña que tenemos al lado. Partiendo siempre de la premisa, de que cada uno de los niños y niñas que atendemos es único e irrepetible y que por ello, no podemos aplicar lo mismo con todos.
  • Escuela Activa: Defendemos los principios de una escuela activa, en la que el niño y la niña son protagonistas de su propio proceso de enseñanza- aprendizaje.Para ello, enfatizamos su la autonomía y la confianza en su capacidad de hacer.
  • Escuela integradora: Apoyamos una escuela que reconoce la diversidad de condiciones sociales, económicas, religiosas, culturales, físicas y psicológicas como una oportunidad de aprender. Atender a la diversidad supone reconocer que cada niño o niña es única e irrepetible, tiene su propia historia, afectos, motivaciones, necesidades, intereses y es por ello, que son los niños y niñas los que guían el proceso, para adaptarnos a cada uno y fortalecer el principio de igualdad de oportunidades, coeducando solidariamente e intentando que ningún niño/a se quede fuera de la escuela.
  • Escuela abierta: creemos en la educación como una actividad compartida en la que el trabajo con las familias es indispensable para que los niños y niñas que atendemos se sientan cómodos, respetados, de forma que Los lazarillos se conviertan en una extensión de su hogar. Trabajamos para que las familias conozcan el entorno y lo mejoren con nosotros.
  • Del mismo modo creemos en el trabajo tejiendo redes. Por ello, nuestro centro está abierto a la colaboración de diferentes entidades sociales y de la comunidad educativa y a profesionales y expertos en diferentes temáticas.
  • Escuela Laica: Nuestro modelo educativo defiende una escuela laica, democrática e intercultural.
  • Escuela Creativa: creemos en la creatividad como la capacidad que tiene el ser humano, para replantearse el mundo que les rodea y abrir su mente a las experiencias nuevas que el medio les regala, engendrando nuevas ideas. Creemos en una escuela que favorezca la mente creativa en la que los niños y niñas hace que estos tengan la oportunidad de desarrollar su imaginación, explorando nuevos horizontes y creciendo con ello. Dotando al mundo de nuevos aprendizajes.


Metodología

Podemos decir, que la metodología de esta escuela parte de una visión holísticade la realidad, puesto que, conforma su propio sistema metodológico a partir de las bases diversas pedagogías libres o alternativas que tienen como eje principal que el niño o la niña al que acompañan es protagonista de su propio aprendizaje y por tanto, tal como expresa GARCÍA, A (2016)  sus intereses motivaciones y sus ritmos son respetados. se le concede tiempo para ser niño. Concretamente, podemos decir que la Escuela libre “los Lazarillos” se desarrollaen un espacio en el que el ambiente está preparado para que los niños y niñas que participan autogestionen su aprendizaje y la educadora es una persona que acompaña,observa, y pone a disposición diversos medios para que sean explorados, o experimentados, dándoles libertad de movimiento y de decisión, con unos límites muy claros.

Algunas de las pedagogías que influyen en el desarrollo de la metodología de estaescuela son:

La Pedagogía de María Montessori: En esta escuela existen ambientes preparados, con unas normas determinadas pero que los niños y niñas utilizan libremente. Intentando que el mobiliario se adapte al niño o la niña y no al revés (material accesible, estanterías a la altura, perchas, sillas y mesas…), los materiales se utilizan materiales preferiblemente de origen natural (madera, corcho, cestos de mimbre,metal, vidrio), se utilizan algunos materiales concretos de María Montessori como son la Torre Rosa, los cilindros con botón, los resaques, los listones…

Por otro lado, se trabaja el área de la vida útil con actividades cotidianas (aseo personal, alimentación y cuidado del entorno)

Podemos decir, por otro lado, que la influencia de la Pedagogía Waldorf se observa en la manera en que el movimiento y la fantasía mezclados con el entorno natural son una de las bases fundamentales en el aprendizaje de esta escuela. Todo ello aprendido a través del juego, los cuentos, la experimentación y la investigación. Intentando crear un ambiente de serenidad y armonía, y ayudándoles a comprender sus ritmos vitales a través de diferentes rituales que aporten a los niños y niñas participantes paz y serenidad.

Por otro lado, al igual que en la pedagogía Waldorf, la figura del maestro es fundamental, es un referente, en la Escuela Los Lazarillos, la persona que acompaña a los niños es Isabel Abad, directora de la escuela y una referencia importante para ellos, pues el grupo con el que trabaja es prácticamente el mismo desde el primer ciclo de (0-3 años), una persona en la que confían y se sienten cómodos, una persona con la que se sienten como en casa.

Uno de los pilares centrales de esta escuela es la importancia del movimiento y la influencia de los reflejos en el desarrollo infantil, es por ello, que en esta escuela se desarrolla el Método del Dr. Harald Bolmberg BRMT (Entrenamiento de Movimiento Rítmico e Integración de Reflejos Primitivos) y el Brain Gym (Gimnasia cerebral a través de sencillos ejercicios).

El modo de desarrollar este método es integrándolo en el día a día de las actividades y la rutina. Casi nada de lo que se hace y el cómo se hace es por azar, todo tiene un motivo y una explicación siempre en beneficio del protagonista, es decir, EL NIÑO.

Algunas de las cuestiones que se trabajan con esta metodología son:

  • Desde que se entra en la escuela por la mañana los niños/as se descalzan (de esta forma se trabaja con el reflejo plantar y babinsky), incluso, a la hora de sentarse, no usan sillas convencionales (ya que se considera que no ayudan a integrar reflejos como el simétrico del cuello, algo que sí se trabaja si utilizan la pelota de pilates y el suelo), se les ofrece todas las posibilidades y ellos eligen. Estando siempre muy atentos a cómo se sientan, evitar el sentado perineal ( en w ).
  • Otra cuestión es observar se usan la pinza para coger los colores o los cubiertos a la hora de comer e intentar que no lo usen hasta asegurarnos que estén preparados, facilitando mediante actividades y ejercicios si no lo estuvieran.
  • Se observa, cómo funcionan sus ojos, se hacen seguimientos visuales como práctica para una posterior inicio de la lectura, se tiene muy en cuenta que si hay decorado en las paredes del aula que estos estén a la altura de los ojos de los niños/as; Es una metodología que observa íntegramente al niño/a para que su cuerpo y todos sus sentidos estén en óptimo rendimiento, ya que se considera, que solo de esta manera se puede conseguir que su aprendizaje sea efectivo y el niño o la niña economice en tiempo y esfuerzo. Para trabajar esta metodología se utiliza también como instrumento algunos ejercicios y movimientos de Brain Gym, fáciles de ejecutar para los niños/as de estas edades y que ayudan a la concentración, a la memoria, a la agilidad mental, a la relajación: marcha cruzada, 8 perezoso (lo tienen permanentemente pintado en el suelo del patio), doble garabateo, medidas, botones del cerebro, botones de tierra, bostezo energético, gorro de pensar, puntos positivos…

Por otro lado, al estar la escuela inmersa en un entorno natural los niños/as de manera inconsciente cuando están subiéndose a un árbol, trepando por una montaña de arena, corriendo por un terreno irregular, tocando tierra, barro, hojas, flores, escuchando diversos cantos de pájaros, oliendo a tierra mojada etc etc están desarrollando todos sus sentidos. Según La Pedagogía Neuro- senso- psicomotora los tres primeros años del niño/a son de vital importancia, ya que es cuando se establecen las estructuras del YO. Todos estamos formados por: Cuerpo un Cerebro, una mente, un Yo y un Alma, espíritu o estructura energética. El éxito personal es alcanzar la armonía y el equilibrio entre el plano físico, emocional y mental. Es por ello, que el camino que el niño y la niña deben recorrer  sin prisas, pero sin pausa, sin saltarse ninguna ninguna a etapa: volteo a ambos lados, movimiento en círculos, arrastrado, gateo, de rodillas y de pie.

Si el niño o la niña con la que se trabaja llega a la escuela a partir de tres años y se ha saltado alguna etapa, con juegos y actividades tanto en el interior del aula como en el exterior se irán recuperando. Respetando siempre las etapas evolutivas : homolateral y contralateral.

Podemos decir, por tanto, que metodología de esta escuela:

  • Intenta propiciar un aprendizaje significativo (Ausubel 1981), puesto que parte de sus conocimientos, para explorar el mundo que le rodea, reflexionando y favoreciendo su sentido crítico.
  • La experimentación, el juego y la actividad de los niños y niñas es el motor de aprendizaje, siendo estos, incluso los guías de su proceso de aprendizaje.
  • El ambiente está preparado para favorecer su autonomía y su desarrollo personal.
  • La educadora o el educador acompaña su proceso, intentando intervenir sólo en momentos claves. Favoreciendo ambientes, atendiendo a sus necesidades, trabajando los límites para una convivencia.
  • Las rutinas y la vida útil son oportunidades de aprendizaje.
  • Se le da especial énfasis, al respeto de los ritmos individuales de cada niño o niña. 
  • En el niño o la niña se intenta desarrollar tanto el plano físico, plano cerebral, plano emocional, a través de su propio lenguaje corporal, en libertad y a través del juego.
  • La espacio natural, y las relaciones con el entorno exterior son fundamentales en todo este proceso. Y propician aprendizajes muy valorados.
  • La educadora es un referente emocional, y acompañado, por un espacio cómodo acogedor, construido por y para todos los participantes. Favorece la creación de un espacio que el que se sienten como en casa. Es una extensión de su propio hogar.
  • El tiempo se rige por sus propios ritmos y necesidades.
  • El grupo tiene gran importancia, y para ello, se establecen pautas concretas quefavorezcan la convivencia y el sentimiento de pertenencia.
  • El trabajo coordinado con las familias, es fundamental, existiendo espacios decomunicación activa, prácticamente a diario.